El Arca De Noe

Escrito el 27/03/2021


 

El arca de Noé

Noé era un hombre bueno y honrado. Los demás hombres de la tierra eran malos y desobedecían a Dios.

Al ver el Señor que la maldad del humano era muy grande y que la tierra estaba llena de violencia se arrepintió de haberlo creado y le dijo a Noé:

-He decidido acabar con los seres humanos, pues por su causa la maldad reina sobre la tierra. Construye un arca de madera porque voy a enviar un diluvio y todo lo que existe sobre la tierra morirá. A ti por ser bueno te salvaré junto con tu esposa, tus hijos y sus esposas. Debes resguardar en el arca una pareja de cada especie viviente de aves, ganado y reptiles, macho y hembra, que sobrevivirán contigo. Recoge además alimentos y almacénalos.

También le pidió Dios a Noé que de algunos animales llevara siete y no solo dos individuos y le dijo que haría llover por cuarenta días y cuarenta noches.

Cumplidas sus tareas Noé subió al arca, Dios cerró la puerta y empezó a llover. Tanta agua cayó que cubrió las montañas más altas. Así desaparecieron todos los seres vivientes excepto Noé y los que estaban con él. La tierra quedó inundada por ciento cincuenta días.

Luego Dios hizo que las aguas comenzaran a bajar. Un día Noé para saber si la tierra se había secado abrió una ventana del arca y soltó a un cuervo que estuvo volando pero regresó porque no encontró un lugar para posarse. Luego soltó una paloma y sucedió lo mismo. Siete días después Noé volvió a soltar a la paloma que regresó con una hoja de oliva en el pico, la semana siguiente supo que la tierra estaba seca porque la paloma no regresó.

Finalmente Dios le dijo a Noé que podía abandonar el arca junto con su familia y los animales: “multiplíquense y llenen la tierra”- dijo Dios.

Noé construyo un altar en agradecimiento a Dios por haberlo salvado y Dios le hizo a Noé la promesa de nunca más volver a enviar un diluvio para castigar al hombre.

Como señal de que cumpliría su promesa Dios puso el arcoíris en el cielo.